Gremios piden darle prioridad al tema de la administración de justicia en Panamá

De los ‘albergues’ a instituciones de protección: una deuda pendiente del Estado panameño
marzo 1, 2021
La pandemia provoca un aumento sin precedentes en la pobreza en Latinoamérica
marzo 8, 2021

Gremios piden darle prioridad al tema de la administración de justicia en Panamá

Varios gremios del país instaron este domingo a atender el tema del sistema de administración de justicia de forma urgente, debido a que, según estimaron, se encuentra en una constante crisis de inestabilidad.

Hoy, la mayoría de los ciudadanos “ve sus derechos vulnerados frente a un sistema judicial que no es capaz de defender los más básicos derechos constitucionales de los ciudadanos en esta pandemia, que no muestra resultado alguno ante los numerosos casos de corrupción de alto perfil, que con su falta de resultados impide que el país se defienda de listas discriminatorias multicolores, y como si fuese poco, no logra proteger ni siquiera a los niños y adolescentes de este país”, fue el planteamiento de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), a través de La Cámara Opina.

Un país sin una justicia eficiente –según la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede)– asume la peligrosa posibilidad de adentrarse en el camino de la anarquía y, por supuesto, de la violencia.

“Como muestra de ello nos encontramos situaciones como las que se han presentado recientemente, en donde se agrava la precaria situación de la población en condición de vulnerabilidad que, en vez de ser atendidos y cuidados, son una y otra vez revictimizados, sin que se logre resolver el problema inminente de su salvaguarda y seguridad. Todo esto como consecuencia de un sistema que permite la impunidad”, agregó la Apede, en un comunicado.

Sobre el caso de los abusos en albergues del país, la Cciap exige “consecuencias reales” ante las revelaciones de los informes con respecto a centros infantiles que debían ser supervisados y monitoreados por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf) y donde se detallan atrocidades inadmisibles, ante las cuales “la justicia no puede continuar paralizada y muda”.

Las agrupaciones empresariales también se refirieron a la renuncia de Eduardo Ulloa de la Procuraduría General de la Nación que, según la Cciap, ha dejado más preguntas que respuestas claras y verdaderas.

Ulloa informó, la tarde del pasado miércoles, que renunciaba como procurador general de la Nación, cargo para el que fue nombrado por el presidente Laurentino Cortizo el 2 de enero de 2020, para completar el mandato de 10 años de Kenia Porcell. Ese periodo vence el 31 de diciembre de 2024.

“Llama la atención que luego de haber hecho carrera dentro del Ministerio Público (MP), el Procurador General sustente su renuncia en un supuesto desconocimiento del escrutinio público del cargo y de la profundidad de las debilidades y necesidades del sistema para el cual se había comprometido a trabajar. Ante estos argumentos inconclusos y nada transparentes, la población merece respeto y explicaciones reales”, afirmó la CCIAP.

En tanto, la Apede afirmó que “la intempestiva renuncia del Procurador General de la Nación genera una gran incertidumbre toda vez que no queda definido con claridad el motivo de la misma, lo que denota una inaceptable fragilidad institucional, generando además especulación y desconfianza, innecesarias en este momento crucial de la historia nacional”.

Lea también: Exigen a Eduardo Ulloa que diga quién lo presionó

El procurador suplente, Javier Caraballo, ocupará la jefatura del MP mientras el Gabinete, liderado por Laurentino Cortizo, escoge el reemplazo de Ulloa.

“Debemos acertar con este nombramiento, donde se requiere de una figura inmutable y con determinación, vertical, independiente, proba y que pueda liderar un MP que, no solo persiga el delito, pero también lleve adelante procesos con resultados y consecuencias para quienes infringen la ley”, expresó La Cámara Opina.

De igual forma, la Apede hizo un llamado urgente a retomar el debate sobre los métodos de selección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del procurador general de la Nación y demás autoridades de las instituciones de control. “Y esos cambios solo pueden venir con “cambios constitucionales profundos”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *